¿"LA PRIMERA RESERVA INTERNACIONAL DE LA FLORESTA AMAZÓNICA"?

Este es un post que nos llego al correo, nos parecio interesante pero a la vez sorprendente, el hecho de que la amazónia vaya a ser propiedad de todo el planeta. Nos cuesta creer que esto data desde los años 80 y nosotros ni enteredos estabamos. Entonces a todo esto nos surgen muchas preguntas...

En nuestro pais, la población de la selva amazónica practicamente se encuentra en una gerra civil luchando por proteger nuestro territorio contra el propio presidente que lo quiere poner al mejor postor. Ahora resulta que parte de la amazónia que nos "pertenece", esta tambien incluida en la reserva internacional y por lo tanto ya no es solo nuestro.

Es curioso que esta noticia nunca haya sido mencionado en algun programa de la prensa nacional y hasta ahora estamos seguros que más del 90% de la población nada sabe de esto.

Ciertamente, de modo muy especial, los Estados Unidos de América han mostrado un marcado interés por la Amazonia que ha ido acrecentándose hasta alcanzar niveles alarmantes en este último decenio. Sus aspiraciones geopolíticas sobre este territorio suramericano -cuya extensión superficial casi iguala a del continente europeo - están dirigidas a apropiarse totalmente del espacio geográfico que atesora las extraordinarias riquezas del llamado pulmón verde del planeta. El sueño imperialista de la declaración de una parte del territorio amazónico como región de soberanía especial, tomando como argumento el interés de la humanidad, puede ser uno de los elementos claves en el desencadenamiento de una crisis internacional. Estados Unidos de América prepara a la opinión pública nacional e internacional mientras da firmes pasos para alcanzar ese objetivo.

Uno de los ejemplos para ilustrar esta última afirmación lo encontramos en el mensaje que contiene el texto escolar Introducción a la Geografía, utilizado en el Junior High School. En esa obra didáctica, aparentemente inocente, David Norman, su autor, explica a los alumnos estadounidenses que su país ha tomado el control de la Amazonia para salvaguardar el agua y el oxígeno del planeta ya que esa región está rodeada de países bárbaros que van a destruirla.
En la página 76 de Introducción a la Geografía - graficada con un mapa de América del Sur donde aparece la representación de un gran territorio denominado PRINFA que ocupa áreas pertenecientes a Brasil, Venezuela, Colombia, Perú y otros países de la región amazónica puede leerse:
La PRIMERA RESERVA INTERNACIONAL de la FLORESTA AMAZÓNICA
Desde mediados de los años 80, la más importante floresta del mundo pasó a ser responsabilidad de los Estados Unidos y de las Naciones Unidas. Es llamada PRINFA y su fundación se debe al hecho de que la Amazonia está localizada en América del Sur, siendo una de las regiones más pobres del mundo y cercada por países irresponsables, crueles y autoritarios. Es parte de ocho países diferentes y extraños, los cuales en su mayoría, son reinos de la violencia, del tráfico de drogas, de la ignorancia, y de un pueblo sin inteligencia y primitivo.

La creación de la PRINFA fue apoyada por todas las naciones del G-23 y es realmente una misión especial para nuestro país y un presente para todo el mundo, visto que la posesión de estas tierras tan valiosas en las manos de pueblos y países tan primitivos condenarían los pulmones del mundo con la desaparición y la total destrucción en pocos años.

Podemos considerar que esta área tiene la mayor biodiversidad del planeta, con una gran cantidad de especies de todos los tipos de animales y vegetales. El valor de esta área es incalculable, pero el planeta puede estar seguro de que los Estados Unidos no permitirán que estos países Latinoamericanos exploten y destruyan esta verdadera propiedad de toda la humanidad.
PRINFA es como un parque internacional, con severas reglas para la explotación.
Introducción a la Geografía de David Norman es solo una muestra del modelo imperialista norteamericano. Los alumnos de 6° grado de las escuelas primarias de Estados Unidos, que estudien este contenido geográfico plagado de falsedades y manipulaciones, crecerán convencidos de que Estados Unidos es el gran defensor de la humanidad y del medioambiente en la inmensa cuenca drenada por el río Amazonas. Este contenido pone al descubierto la proyección educativa en los Estados Unidos que intenta transmitir a las nuevas generaciones el desprecio por el resto de los pueblos, por la normativa internacional de respeto a las fronteras y que proclama y legitima la injerencia y el dominio del mundo. Sin embargo, las aspiraciones geopolíticas sobre la Amazonia van más allá de las páginas de un texto geográfico, su esencia está en el poder que puede brindarle la ocupación plena de este espacio geográfico. Así, se engaña y se deforma la mente de los niños norteamericanos que serán los futuros soldados de las invasoras fuerzas armadas del imperio.
El tema de la Amazonia ha sido muy debatido en los altos centros de estudio de Estados Unidos. Hace tres años, en una universidad estadounidense, el doctor Cristovão Buarque, entonces rector de la Universidad de Brasilia, fue interrogado sobre qué pensaba acerca de la internacionalización de la Amazonia. Un estudiante introdujo la pregunta diciendo que esperaba la respuesta de un humanista y no la de un brasileño. Esta fue la respuesta del doctor Buarque:
"Realmente, como brasileño sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonia. Por más que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, él es nuestro. Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su internacionalización, como también de todo lo demás que es de suma importancia para la humanidad.
Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos también las reservas de petróleo del mundo entero. El petróleo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de eso, los dueños de las reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio.
De la misma forma, el capital financiero de los países ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonia es una reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales. No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación. (...)
Si Estados Unidos quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños, internacionalicemos primero todos los arsenales nucleares de Estados Unidos. Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil.
En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda. Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela.
Internacionalicemos a los niños tratándolos a todos ellos sin importar el país donde nacieron, como patrimonio que merece los cuidados del mundo entero. Mucho más de lo que se merece la Amazonia. (...)
Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo. Pero, mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonia sea nuestra. ¡Solamente nuestra!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ayuda a crecer este blog, tus comentarios nos engrandecen.